PENSAMIENTO SISTÉMICO

Esta unidad pretende dar una visión panorámica sobre el pensamiento sistémico poniendo especial énfasis en los comportamientos que se observan en los sistemas complejos. Tomando estos como base, se describen distintos tipos de sistemas que muestran comportamientos particulares.
Antes de entrar en estos detalles se hace una llamada de atención al público objetivo que puede tener interés por conocer estos temas.
La unidad finaliza con un anexo sobre las figuras más relevantes que han dado origen a esta forma de entender la realidad.

Antes de considerar las definiciones y características de esta forma de entender la realidad, conviene saber quiénes pueden estar interesados en estos asuntos.

En general la enseñanza de conocimientos sobre la teoría de sistemas, la sistémica, incluido el pensamiento sistémico, es una materia habitual en las escuelas de ingeniería y facultades de economía, ciencias sociales, y ciencias de la salud. Esto significa que hay una amplia variedad de profesionales de distintas áreas, que hacen uso de estas metodologías. En particular:

  • Líderes y gerentes: Utilizan el pensamiento sistémico para comprender la complejidad de las organizaciones, anticipar impactos de decisiones y diseñar estrategias efectivas.
  • Profesionales de la salud: Aplican el pensamiento sistémico para comprender los sistemas de atención médica, identificar factores de riesgo y abordar problemas de salud desde una perspectiva holística.
  • Educadores: Utilizan el pensamiento sistémico para diseñar planes de estudio, gestionar aulas, y abordar desafíos educativos considerando las interrelaciones entre estudiantes, maestros y el entorno educativo.
  • Investigadores y científicos: Aplican el pensamiento sistémico en la investigación para analizar relaciones causa-efecto, modelar sistemas complejos y comprender fenómenos interdisciplinarios.
  • Profesionales de la ingeniería: Aplican el pensamiento sistémico en el diseño y desarrollo de sistemas tecnológicos, evaluando la interconexión de componentes y anticipando posibles impactos.
  • Diseñadores y creativos: Utilizan el pensamiento sistémico para abordar problemas de diseño, considerando el impacto de sus creaciones en contextos más amplios y las experiencias de los usuarios.
  • Economistas y analistas financieros: Aplican el pensamiento sistémico para comprender las interrelaciones en los mercados financieros, evaluar riesgos y diseñar políticas económicas efectivas.
  • Políticos y formuladores de políticas: Utilizan el pensamiento sistémico para abordar problemas sociales y políticos, considerando las complejas interacciones entre políticas y su impacto en la sociedad.
  • Profesionales de recursos humanos: Aplican el pensamiento sistémico para comprender las dinámicas organizacionales, abordar conflictos laborales y diseñar estrategias de desarrollo del personal.
  • Consultores y facilitadores: Utilizan el pensamiento sistémico para analizar organizaciones, identificar áreas de mejora y facilitar procesos de cambio y desarrollo organizacional.
  • Ecologistas y ambientalistas: Aplican el pensamiento sistémico para comprender los ecosistemas, evaluar el impacto ambiental de actividades humanas y diseñar estrategias de conservación.
  • Profesionales de desarrollo internacional: Utilizan el pensamiento sistémico para abordar problemas complejos en contextos globales, considerando factores culturales, económicos y políticos.
  • Emprendedores y empresarios: Aplican el pensamiento sistémico para analizar la viabilidad de negocios, entender el mercado y anticipar las implicaciones de decisiones empresariales.
  • Profesionales de TI y desarrollo de software: Utilizan el pensamiento sistémico para diseñar arquitecturas de software, comprender la interacción de componentes y abordar problemas en sistemas complejos.
  • Terapeutas y profesionales de la salud mental: Aplican el pensamiento sistémico en terapia familiar y enfoques terapéuticos para comprender las dinámicas familiares y sociales que afectan la salud mental.

Las personas que aplican activamente el pensamiento sistémico pueden ocupar roles en áreas como la gestión, la consultoría, la planificación, la toma de decisiones estratégicas, la resolución de problemas, o la innovación.

El pensamiento sistémico es una herramienta versátil que puede ser valiosa para profesionales de diversas disciplinas, ya que proporciona un enfoque holístico y contextualizado para abordar problemas y tomar decisiones informadas. Algunas de las utilidades más destacadas son:

  • Comprensión de la complejidad: El pensamiento sistémico proporciona herramientas y marcos conceptuales para entender sistemas complejos y las interrelaciones entre sus partes, lo que facilita una comprensión más profunda de situaciones y fenómenos complejos.
  • Análisis holístico: Permite un análisis integral al considerar el sistema en su totalidad, en lugar de centrarse solo en partes individuales. Esto facilita la identificación de patrones, conexiones y dinámicas que pueden no ser evidentes al examinar componentes de forma aislada.
  • Predicción y anticipación: Al comprender las relaciones causales y los bucles de retroalimentación en un sistema, el pensamiento sistémico puede ayudar a prever posibles consecuencias y anticipar cambios a lo largo del tiempo.
  • Resolución de problemas complejos: Proporciona un enfoque estructurado para abordar problemas complejos al considerar múltiples variables y sus interacciones. Esto puede llevar a soluciones más efectivas y sostenibles.
  • Diseño de políticas y estrategias: Facilita el diseño de políticas, estrategias e intervenciones más efectivas al tener en cuenta el contexto sistémico en el que operan. Esto ayuda a evitar soluciones simplistas que podrían tener efectos secundarios no deseados.
  • Gestión de cambios: En entornos dinámicos, el pensamiento sistémico es valioso para gestionar cambios al comprender cómo las modificaciones en una parte del sistema pueden afectar a otras partes y cómo estas reaccionan a los cambios.
  • Mejora de la toma de decisiones: Ofrece una perspectiva más completa y equilibrada que puede mejorar la toma de decisiones al considerar las interrelaciones y posibles efectos secundarios de las acciones propuestas.
  • Promoción de la innovación: Facilita la identificación de oportunidades de innovación al examinar de manera más amplia las conexiones y sinergias entre diferentes partes de un sistema, fomentando la creatividad y la mejora continua.
  • Gestión de conflictos: Ayuda a abordar conflictos al entender las causas subyacentes y las dinámicas que contribuyen a las tensiones. Esto puede conducir a soluciones más duraderas y a la resolución de conflictos en un nivel más profundo
  • Optimización de recursos: Permite una gestión más eficiente y sostenible de recursos al comprender cómo se interconectan diferentes elementos en un sistema y cómo se pueden optimizar para lograr objetivos específicos.
  • Promoción de la colaboración: Facilita la colaboración entre diversas disciplinas y partes interesadas al ofrecer un marco común para comprender y abordar los desafíos complejos.
  • Aprendizaje organizacional: Favorece el aprendizaje continuo al centrarse en los procesos de retroalimentación y adaptación, lo que permite a las organizaciones mejorar su capacidad para enfrentar y aprender de situaciones cambiantes.

En resumen, el pensamiento sistémico es una herramienta valiosa para comprender y abordar la complejidad en una variedad de contextos, desde los negocios y la gestión hasta la ciencia, la política y la resolución de problemas sociales.

Ahora bien, para las personas comunes, que no son profesionales especializados o titulados en áreas específicas, también es muy útil en muchos asuntos de la vida cotidiana:

  • Toma de decisiones mejorada: Permite comprender las interconexiones y posibles repercusiones de las decisiones cotidianas, facilitando la toma de decisiones más informada y equilibrada.
  • Resolución de problemas: Ayuda a abordar problemas complejos identificando las relaciones causa-efecto y considerando múltiples perspectivas, lo que puede conducir a soluciones más efectivas.
  • Entendimiento de relaciones personales: Permite comprender las dinámicas en relaciones familiares, amistosas o laborales, fomentando una comunicación más efectiva y la gestión de conflictos.
  • Gestión de recursos: Facilita la gestión eficiente de recursos personales, como tiempo, dinero y energía, al considerar cómo diferentes aspectos de la vida están interrelacionados.
  • Adaptabilidad y resiliencia: Promueve la adaptabilidad a cambios y la resiliencia al comprender que los sistemas pueden evolucionar y que es posible aprender de las experiencias.
  • Planificación financiera: Facilita la comprensión de cómo las decisiones financieras afectan el conjunto de las finanzas personales a largo plazo, promoviendo una planificación más efectiva.
  • Bienestar personal: Contribuye al bienestar emocional y mental al entender cómo factores como la salud, las relaciones y el entorno influyen entre sí.
  • Aprendizaje continuo: Fomenta el hábito de aprender de experiencias y adaptarse, reconociendo que el aprendizaje es un proceso continuo a lo largo de la vida.
  • Desarrollo de habilidades sociales: Mejora la comprensión de las dinámicas sociales y culturales, facilitando la interacción efectiva en diferentes entornos.
  • Ecologismo personal: Contribuye a la conciencia ambiental al entender cómo las acciones individuales pueden tener un impacto en el entorno y la sostenibilidad.
  • Enfoque holístico en la Salud: Promueve la adopción de hábitos de vida saludables al comprender cómo la dieta, el ejercicio y el bienestar emocional están interrelacionados.
  • Colaboración comunitaria: Facilita la participación en iniciativas comunitarias al comprender la importancia de la colaboración y cómo diferentes elementos contribuyen al bienestar de la comunidad.
  • Gestión del tiempo: Mejora la eficiencia en la gestión del tiempo al considerar cómo las diferentes actividades y responsabilidades se relacionan entre sí.
  • Crianza y educación: Facilita la comprensión de las necesidades y desarrollo de los niños, promoviendo un enfoque educativo y de crianza más integral.
  • Apreciación de la complejidad del mundo: Desarrolla una apreciación más profunda de la complejidad del mundo, fomentando la curiosidad y la comprensión de los eventos y fenómenos globales.

En resumen, el pensamiento sistémico puede ser una herramienta personal valiosa, ya que proporciona un marco para entender cómo diversos aspectos de la vida cotidiana están interconectados, facilitando así una toma de decisiones informada y consecuente.

El pensamiento sistémico es un marco conceptual y un conjunto de habilidades que pueden ser adoptados por profesionales en diferentes campos para abordar problemas complejos y por el público en general para tomar decisiones informadas y conscientes. Busca entender los sistemas como una totalidad en lugar de analizar sus partes de manera aislada, reconociendo fundamentalmente las interconexiones y las relaciones entre los elementos.
Esto facilita el poder abordar la complejidad inherente a aquellos sistemas cuyas partes están entretejidas por un entramado de interacciones mutuas, de tal manera que, aún siendo difícil separarlas, se pueda observar, analizar y describir sus propiedades y comportamientos

En definitiva, el pensamiento sistémico pretende entender que la realidad se forma como un conjunto de elementos interrelacionados de tal manera que esos elementos trabajen juntos, quizás sin proponérselo, para alcanzar un objetivo común. Es por lo tanto, tener un enfoque holístico, es decir, no poner la atención exclusivamente en partes aisladas y ver la realidad como un todo interconectado y en consecuencia, tratar de comprender cómo las partes individuales interactúan y contribuyen al funcionamiento general del sistema.

Quienes piensan en sistemas, sean profesionales o no, deben desarrollar ciertas habilidades que son las claves del pensamiento sistémico. A continuación, se presentan las más habituales con algunos ejemplos representativos:

  • Totalidad e Interconexión: Un sistema es una totalidad que es mayor que la suma de sus partes individuales por el hecho de estar, dichas partes, interconectadas. Aborda la totalidad del sistema en lugar de analizar componentes de manera aislada.
    • Ejemplo.- En una cadena de suministro, los proveedores, fabricantes, distribuidores y minoristas forman un sistema integral. La interconexión es tal que los problemas en la cadena de suministro, como retrasos en la producción, impactan directamente en la disponibilidad de productos en los estantes de las tiendas.
  • Causalidad circular: La causalidad significa que un comportamiento en la parte ‘A’ del sistema es la causa de un efecto que ocurre en otra parte ‘B’ distinta. Si esto es siempre así, entonces es una causalidad lineal. Ahora bien, si el efecto causado en ‘B’ influye de nuevo en el comportamiento de ‘A’, entonces es una causalidad circular. Esto da lugar a los bucles de retroalimentación que pueden tener efectos a lo largo del tiempo.
    • Ejemplo.- En un centro educativo, la calidad de la enseñanza puede afectar el rendimiento académico de los estudiantes. A su vez, el rendimiento académico puede influir en la motivación y el enfoque de los maestros, creando un bucle de retroalimentación pues esto incide en la calidad de la enseñanza.
      • En este ejemplo, si es buena la calidad de la enseñanza, aumenta el rendimiento, la motivación crece y esto favorece a la calidad de la enseñanza.
  • Perspectiva de múltiples niveles: Examinar el sistema a través de diferentes niveles de jerarquía y escalas. Reconocer que un sistema puede estar compuesto por subsistemas, y que cambios en un nivel pueden afectar a otros niveles.
    • Ejemplo.- En una empresa, los empleados individuales forman equipos, que a su vez constituyen departamentos y divisiones. Las decisiones tomadas a nivel de equipo pueden tener impactos en toda la organización.
      • Los equipos de trabajo individuales son subsistemas que contribuyen al sistema más amplio de la organización. Los cambios en un equipo pueden afectar el rendimiento de otros y, en última instancia, el éxito de la empresa.
  • Estructuras y patrones: Identifica las estructuras y patrones recurrentes dentro del sistema. Busca comprender las relaciones y configuraciones que generan comportamientos observables a nivel del sistema.
    • En una red social en línea, los patrones de interacción, tendencias de contenido viral y cambios en la participación de la comunidad a lo largo del tiempo, son consecuencia de una determinada estructura de usuarios, conexiones y grupos dentro de la plataforma.
      • La formación de comunidades y grupos específicos puede ser una estructura que genera patrones de interacción y comportamiento capaces de influir en los usuarios de la red.
  • Evolución temporal: Considera cómo cambian y evolucionan los sistemas a lo largo del tiempo. Analiza las tendencias, los ciclos y los eventos pasados para entender mejor las dinámicas temporales del sistema.
    • Ejemplo.- En el estudio de poblaciones, la dinámica temporal permite comprender cómo cambia el tamaño de una población a lo largo de las generaciones. Factores como tasas de natalidad, mortalidad y migración contribuyen a la evolución de la población a lo largo del tiempo.
  • Sensibilidad al contexto: Reconoce la influencia del entorno y del contexto en el comportamiento del sistema. Comprende cómo factores externos pueden afectar el funcionamiento interno del sistema.
    • Ejemplo.- En un sistema de atención médica, las tasas de enfermedades pueden variar según el contexto geográfico y demográfico. La atención a la salud debe adaptarse a estas variaciones para ser efectiva.
  • Resiliencia y adaptabilidad: Valora la capacidad del sistema para adaptarse y recuperarse de perturbaciones. Examina los mecanismos de resiliencia y cómo el sistema se ajusta a cambios en su entorno.
    • Ejemplo.- Un sistema de gestión de crisis en una ciudad debe ser adaptable y resiliente. Debe ajustar sus estrategias en tiempo real según la naturaleza cambiante de una emergencia, como un desastre natural.
  • Modelado conceptual: Utilizar modelos conceptuales para representar visualmente las relaciones y dinámicas del sistema. Estos modelos ayudan a organizar y comunicar la complejidad del sistema de manera más comprensible.
    • Ejemplo.- En la planificación urbana, los arquitectos y urbanistas utilizan modelos conceptuales para representar cómo diferentes elementos como edificios, parques y calles interactúan para formar una ciudad.
  • Pensamiento sintético y analítico: Combina el pensamiento sintético, que ve la totalidad del sistema, con el analítico, que examina componentes individuales. Busca un equilibrio entre estos enfoques para obtener una comprensión integral.
    • Ejemplo.- En la gestión de recursos hídricos, se combina el análisis detallado de las propiedades químicas del agua (enfoque analítico) con la comprensión del ciclo del agua y la influencia de actividades humanas (enfoque sintético).
  • Reflexividad y aprendizaje continuo: El pensamiento sistémico practica la reflexividad y el aprendizaje continuo. Ajusta las percepciones y modelos a medida que se adquiere más información y se comprenden mejor las dinámicas del sistema.
    • Ejemplo.- En una empresa que busca mejorar sus procesos, se lleva a cabo una retroalimentación continua. Los errores se ven como oportunidades de aprendizaje, y se realizan ajustes constantes para mejorar la eficiencia.
  • Enfoque en la causa raíz: Busca las causas subyacentes o fundamentales de los problemas en lugar de tratar solo los síntomas. Aborda las estructuras y patrones que contribuyen a los resultados observados.
    • Ejemplo.- En la gestión de la calidad en la fabricación, se busca la causa raíz de un defecto en lugar de simplemente corregir el defecto. Esto implica investigar los procesos y sistemas que llevaron al problema.
  • Apreciación de la diversidad de perspectivas: Es reconocer y valorar las diversas perspectivas dentro del sistema. Entiende que diferentes partes del sistema pueden tener percepciones y metas únicas.
    • Ejemplo.- En un equipo de innovación, se valora la diversidad de perspectivas y habilidades. La combinación de experiencias y enfoques únicos puede conducir a soluciones más creativas y efectivas.

Estos principios son fundamentales para desarrollar una mentalidad sistémica y abordar la complejidad en diversos contextos, desde organizaciones y comunidades hasta problemas sociales y ambientales. Al adoptar estos principios, quienes piensan en sistemas pueden mejorar su capacidad para entender, analizar y abordar sistemas complejos de manera efectiva.

En los sistemas complejos, según la perspectiva del pensamiento sistémico, se pueden observar diversos comportamientos y características que reflejan la naturaleza interconectada y dinámica de estos sistemas. Aquí se presentan algunos comportamientos esperables en los sistemas complejos:

  • Interconexión: Los elementos dentro del sistema están interconectados entre sí. Las partes del sistema están interconectadas y sus acciones afectan directa o indirectamente a otras partes.
    • Comportamiento esperable: Cambios en un elemento pueden afectar a otros, creando una red de interdependencias.
    • Ejemplo: En una red de transporte urbano, cambios en una línea de autobús pueden afectar la carga de otras líneas y la movilidad general en la ciudad.
  • Emergencia: Surgen propiedades y patrones a nivel del sistema que no son evidentes observando las partes individualmente.
    • Comportamiento esperable: La totalidad del sistema exhibe comportamientos, propiedades o patrones que no se pueden predecir fácilmente a partir de la observación de las partes por separado.
    • Ejemplo: En un mercado financiero, la formación de tendencias o burbujas especulativas que emergen de las interacciones entre múltiples agentes financieros.
  • Retroalimentación: Los sistemas pueden incluir bucles de retroalimentación positiva y negativa. 
    • Comportamiento esperable: Cuando los cambios en una parte del sistema pueden generar efectos que retroalimentan y afectan otras partes. Los cambios pueden amplificarse o atenuarse a medida que se retroalimentan a través del sistema, afectando las dinámicas y el equilibrio.
    • Ejemplo: En un ecosistema, el aumento de la población de depredadores puede llevar a la disminución de la población de presas, lo que a su vez afecta la población de depredadores.
  • Adaptación y evolución: Los sistemas complejos tienen la capacidad de adaptarse y cambiar en respuesta a estímulos o perturbaciones ya sean internas o externas. 
    • Comportamiento esperable: El sistema puede desarrollar nuevas estructuras o comportamientos para hacer frente a desafíos y cambios en su entorno.
    • Ejemplo: En una organización, la implementación de nuevas tecnologías puede llevar a cambios en la estructura y las prácticas laborales para adaptarse al entorno competitivo.
  • No linealidad: Las relaciones dentro del sistema no siguen patrones lineales, es decir, las relaciones entre las partes del sistema no siguen una progresión lineal y pueden dar lugar a efectos no proporcionales.
    • Comportamiento esperable: Pequeños cambios pueden tener efectos desproporcionados, y las relaciones causa-efecto pueden ser no lineales. Consecuencia de la no linealidad son las dinámicas no lineales: cambios pueden ocurrir de manera no gradual y no proporcional.  Pueden surgir eventos abruptos, cambios rápidos o transiciones de fase en el sistema.
    • Ejemplo: En la difusión de información en redes sociales, un pequeño cambio en la percepción pública de un evento puede llevar a un cambio no proporcional en la viralidad de la información.
  • Caos y orden: Los sistemas complejos pueden exhibir períodos de caos seguidos por períodos de orden, y viceversa. 
    • Ejemplo: En la bolsa de valores, los momentos de volatilidad extrema (caos) pueden ser seguidos por períodos de estabilidad (orden) debido a la adaptación de los inversores.
  • Autoorganización: Los sistemas pueden exhibir patrones de autoorganización sin una dirección externa, esto es, pueden organizarse y reorganizarse de forma espontánea sin intervención externa. 
    • Comportamiento esperable: Las interacciones entre los elementos del sistema pueden dar lugar a patrones organizados sin necesidad de control centralizado.
    • Ejemplo: En una comunidad en línea, la autoorganización puede ocurrir a través de la formación de grupos y comunidades de usuarios con intereses comunes.
  • Resiliencia y robustez: Los sistemas pueden ser resistentes a perturbaciones y capaces de recuperarse de cambios o eventos adversos. Pueden absorber perturbaciones y recuperarse manteniendo su estructura y funciones fundamentales. 
    • Comportamiento esperable: A pesar de perturbaciones, el sistema puede mantener su estructura y funciones esenciales.
    • Ejemplo: En un ecosistema, la diversidad de especies puede aumentar la resiliencia, ya que la pérdida de una especie no necesariamente colapsa todo el sistema.
  • Diversidad y redundancia: Los sistemas pueden incluir diversidad de elementos y redundancias.
    • Comportamiento esperable: La diversidad y redundancia pueden contribuir a la estabilidad y adaptabilidad del sistema ante cambios o perturbaciones.
  • Aprendizaje y adaptación continua: Los sistemas pueden aprender y ajustarse continuamente. 
    • Comportamiento esperable: El sistema puede mejorar su desempeño y capacidad de respuesta con el tiempo a través del aprendizaje.

Estos comportamientos proporcionan una visión de la dinámica compleja y la naturaleza adaptativa de los sistemas complejos. Cada uno de estos aspectos destaca la importancia de considerar las interconexiones y las relaciones dinámicas dentro de los sistemas para comprender su funcionamiento de manera más completa.

Los comportamientos descritos no se presentan de la misma manera en todos los sistemas. De hecho, cada tipo de sistema tiene características y comportamientos particulares. En la lista siguiente se muestran algunos de estos tipos. Hay que tener en cuenta que son grandes grupos y dentro de ellos hay una amplia variedad de sistemas particulares con características y propiedades específicas. Para investigar y profundizar en el conocimiento de algún sistema en particular, más abajo, en la sección «Indicaciones, prompt sugeridos para IA» se muestra una forma de interrogar a las plataformas de conversación de la IA para obtener sus comportamientos y propiedades específicas.

5.1. Sistemas Naturales:

– Incluyen sistemas biológicos, como organismos individuales, ecosistemas y la biosfera. Se rigen por leyes naturales y procesos biológicos.
Los sistemas naturales exhiben una serie de comportamientos y tipos de complejidad que son inherentes a su funcionamiento. Algunos de estos aspectos incluyen:

  • Dinámicas emergentes: Aparición de patrones, propiedades o comportamientos que surgen a nivel del sistema y no pueden explicarse completamente por las características individuales de sus componentes.  Los sistemas naturales a menudo exhiben propiedades emergentes, como la autoorganización de los insectos en colonias o la formación de patrones climáticos.
  • Interconexión e interdependencia: Las partes del sistema natural están interconectadas, y las acciones de una parte afectan directa o indirectamente a otras partes.  La biodiversidad y las interacciones entre especies en un ecosistema ilustran la interdependencia y complejidad de los sistemas naturales.
  • Retroalimentación: Los efectos de una acción en el sistema se retroalimentan para influir en futuras acciones.  Ejemplos incluyen los ciclos de retroalimentación en los sistemas climáticos o en los ecosistemas, donde cambios en una variable afectan otras variables.
  • No linealidad: Las relaciones entre las partes del sistema no siguen una progresión lineal y pueden dar lugar a efectos no proporcionales.  Los fenómenos no lineales, como la propagación de ondas en el océano, demuestran la complejidad inherente de los sistemas naturales.
  • Adaptabilidad y resiliencia: La capacidad del sistema para ajustarse y cambiar en respuesta a estímulos o perturbaciones, manteniendo su estructura y funciones fundamentales.  La adaptabilidad y resiliencia de los ecosistemas frente a cambios ambientales o eventos extremos destacan la complejidad de las interacciones naturales.
  • Autoorganización: Los sistemas naturales pueden organizarse y reorganizarse de forma espontánea sin intervención externa.  Ejemplos incluyen la autoorganización de patrones en la formación de nubes o la organización de las colonias de hormigas.
  • Caos y orden: Los sistemas naturales pueden experimentar períodos de caos seguidos por períodos de orden, y viceversa.  La variabilidad climática, que puede incluir eventos climáticos extremos y períodos de estabilidad, ilustra esta dualidad.
  • Diversidad y multifuncionalidad: La existencia de una amplia variedad de especies y funciones dentro del sistema natural.  La diversidad biológica y la variedad de funciones en un ecosistema contribuyen a su complejidad y a la estabilidad del sistema.

Estos comportamientos y tipos de complejidad en los sistemas naturales reflejan la intrincada red de interacciones y procesos que caracterizan a la naturaleza. El pensamiento sistémico permite apreciar y comprender la complejidad de estos sistemas, reconociendo la interdependencia y las dinámicas emergentes que definen su funcionamiento.

   – Involucran componentes físicos y mecánicos. Ejemplos incluyen máquinas, vehículos, edificios y cualquier sistema basado en principios físicos.
Los sistemas físicos también exhiben comportamientos y tipos de complejidad particulares. A continuación, se presentan algunos aspectos que se pueden esperar en un sistema físico:

  • Dinámicas deterministas: En los sistemas físicos, las leyes y principios fundamentales de la física suelen determinar las interacciones y el comportamiento de las partes del sistema.  Aunque las dinámicas pueden seguir reglas deterministas, la complejidad puede surgir de la interacción entre múltiples variables y condiciones iniciales.
  • Interconexión de componentes: Las partes de un sistema físico están interconectadas, y las acciones en una parte pueden afectar otras partes del sistema.  La interdependencia entre componentes puede dar lugar a efectos no lineales y a la necesidad de considerar las relaciones en un contexto más amplio.
  • Retroalimentación mecánica: La retroalimentación en sistemas físicos puede manifestarse en respuestas mecánicas, donde las acciones generan reacciones que afectan el comportamiento general del sistema.  Las retroalimentaciones mecánicas pueden dar lugar a fenómenos como la resonancia, donde las frecuencias específicas pueden amplificarse.
  • No Linealidad en materiales: Las propiedades de muchos materiales son no lineales, lo que significa que su respuesta a las fuerzas aplicadas no es proporcional.  La no linealidad de los materiales puede dar lugar a comportamientos complejos, como la plasticidad en la deformación de materiales.
  • Adaptabilidad estructural: Los sistemas físicos pueden mostrar adaptabilidad estructural en respuesta a cargas o condiciones cambiantes.  La adaptabilidad estructural puede ser crítica para la seguridad y eficiencia de los sistemas físicos, como en puentes que deben adaptarse a cambios en la carga.
  • Orden y caos en movimientos: Los sistemas físicos pueden experimentar períodos de movimiento ordenado y caótico, especialmente en sistemas dinámicos como los fluidos.  Fenómenos como la transición de flujo laminar a turbulento en fluidos ilustran la coexistencia de comportamientos ordenados y caóticos.
  • Incertidumbre cuántica: A nivel cuántico, la incertidumbre cuántica implica que no se pueden conocer simultáneamente con precisión ciertos pares de propiedades físicas de una partícula.  La incertidumbre cuántica introduce una dimensión de complejidad en la descripción de partículas subatómicas.
  • Multiescala y jerarquía: Los sistemas físicos pueden exhibir comportamientos diferentes a diferentes escalas, y a menudo presentan estructuras jerárquicas.  La interacción entre diferentes niveles de escala y jerarquías contribuye a la complejidad en sistemas físicos, desde estructuras atómicas hasta escalas macroscópicas.

Estos aspectos destacan que, aunque los sistemas físicos pueden regirse por leyes fundamentales, la interconexión, la no linealidad y otros factores pueden contribuir a la complejidad observada en su comportamiento. El pensamiento sistémico en este contexto permite comprender las interrelaciones y dinámicas que definen a los sistemas físicos.

   – Comprenden interacciones entre individuos y grupos. Incluyen sistemas sociales pequeños (familias, equipos de trabajo) y grandes (sociedades, culturas).
Los sistemas sociales exhiben una serie de comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la naturaleza dinámica e interconectada de las interacciones humanas. Algunos de estos aspectos incluyen:

  • Dinámicas sociales emergentes: Aparición de patrones, normas o comportamientos colectivos que surgen de las interacciones entre individuos y grupos.  La emergencia de fenómenos sociales, como las tendencias culturales, políticas o de consumo, que no pueden explicarse únicamente por las acciones individuales.
  • Interconexión e interdependencia: Las partes del sistema social están interconectadas, y las acciones de un individuo o grupo pueden afectar directa o indirectamente a otros.  La interdependencia en sistemas sociales implica que los cambios en una parte pueden tener efectos en cascada en otras partes del sistema.
  • Retroalimentación social: Las respuestas sociales a acciones individuales pueden retroalimentar y afectar futuras acciones y decisiones.  Los ciclos de retroalimentación en sistemas sociales, como las respuestas a políticas gubernamentales o cambios en la percepción pública, pueden ser complejos.
  • Diversidad de actores y perspectivas: La presencia de una amplia variedad de individuos, grupos y comunidades con diferentes valores, creencias y perspectivas.  La diversidad de actores en un sistema social contribuye a la complejidad, ya que diferentes grupos pueden tener objetivos y necesidades divergentes.
  • Adaptabilidad cultural: La capacidad de las culturas y sociedades para ajustarse y cambiar en respuesta a cambios internos o externos.  La adaptabilidad cultural implica la evolución de normas, valores y prácticas sociales a lo largo del tiempo, lo que añade complejidad a la comprensión del sistema.
  • Dinámicas de poder y jerarquías: La presencia de estructuras de poder, jerarquías y relaciones de influencia dentro de la sociedad.  Las dinámicas de poder y jerarquías pueden influir en la toma de decisiones, la distribución de recursos y la equidad en la sociedad.
  • No linealidad en comportamientos colectivos: Las acciones colectivas pueden no seguir una progresión lineal y pueden dar lugar a efectos no proporcionales.  Los movimientos sociales, como protestas o cambios en la opinión pública, pueden experimentar cambios rápidos y no lineales.
  • Incertidumbre en decisiones colectivas: La toma de decisiones en contextos sociales a menudo está sujeta a incertidumbre debido a la diversidad de perspectivas y factores impredecibles.  La incertidumbre en las decisiones colectivas puede dificultar la predicción de resultados y la gestión de cambios en la sociedad.
  • Ciclos culturales y sociales: La presencia de ciclos en las tendencias culturales y sociales, que pueden experimentar períodos de cambio y estabilidad. Los ciclos culturales y sociales pueden reflejar respuestas a eventos históricos, cambios económicos u otros factores.
  • Resiliencia y desafíos sociales: La capacidad de la sociedad para enfrentar desafíos y perturbaciones, y recuperarse manteniendo su estructura y funciones fundamentales.  La resiliencia social implica la capacidad de abordar problemas complejos como la pobreza, la inequidad o los desastres naturales.
  • Dinámicas de comunicación: La comunicación juega un papel crucial en la formación de opiniones, la transmisión de información y la creación de consensos en sistemas sociales.  La diversidad de canales de comunicación y la interpretación subjetiva de mensajes contribuyen a la complejidad de la interacción social.

Estos aspectos ilustran la complejidad inherente a los sistemas sociales y la importancia de abordarlos desde una perspectiva sistémica que tenga en cuenta las interconexiones y dinámicas emergentes entre los actores y elementos del sistema.

   – Relacionados con la estructura y funcionamiento de organizaciones. Involucran aspectos como la jerarquía, la cultura organizacional y los procesos de toma de decisiones. Los sistemas organizacionales exhiben comportamientos y tipos de complejidad específicos que reflejan la interacción de diversas partes y procesos dentro de una entidad organizativa. Algunos de estos aspectos incluyen:

  • Dinámicas organizacionales emergentes: Aparición de patrones, culturas organizativas o comportamientos colectivos que surgen de las interacciones entre los miembros de la organización.  La cultura organizativa, las normas y las prácticas que emergen no pueden explicarse únicamente por las características individuales de los empleados.
  • Interconexión de departamentos y funciones: Las distintas unidades y funciones dentro de la organización están interconectadas, y las acciones en un departamento pueden afectar directa o indirectamente a otros.  La colaboración y la coordinación entre departamentos son cruciales para evitar conflictos y optimizar el rendimiento organizacional.
  • Retroalimentación organizacional: Las respuestas a acciones y decisiones en la organización se retroalimentan para influir en futuras acciones y en la toma de decisiones.  Las retroalimentaciones pueden ser tanto formales como informales, afectando la cultura, la eficiencia y la adaptabilidad de la organización.
  • Diversidad de roles y competencias: La presencia de una diversidad de roles y competencias dentro de la organización, cada uno contribuyendo de manera única a los objetivos comunes.  La gestión efectiva de la diversidad de talentos y habilidades es clave para el rendimiento y la innovación de la organización.
  • Adaptabilidad organizacional: La capacidad de la organización para ajustarse y cambiar en respuesta a cambios en el entorno, las demandas del mercado o las condiciones internas.  La adaptabilidad es esencial para la supervivencia a largo plazo y el éxito en un entorno empresarial dinámico.
  • Dinámicas de poder y estructuras jerárquicas: La presencia de estructuras de poder, jerarquías y relaciones de influencia dentro de la organización.  Las dinámicas de poder pueden afectar la toma de decisiones, la motivación y la eficacia de la organización.
  • Cambio organizacional no lineal: Los procesos de cambio en una organización pueden experimentar efectos no lineales, con respuestas imprevistas y consecuencias no proporcionales.  La gestión del cambio requiere comprender y anticipar las interrelaciones entre diversos factores organizacionales.
  • Innovación y creatividad organizacional: La capacidad de la organización para fomentar la innovación y la creatividad en la generación de nuevas ideas y soluciones.  Fomentar un entorno que promueva la innovación implica equilibrar la creatividad con la eficiencia operativa y la estabilidad.
  • Cultura de comunicación y aprendizaje: La calidad y eficacia de la comunicación interna y la disposición de la organización para aprender de experiencias pasadas. La cultura de comunicación y aprendizaje impacta la capacidad de adaptación y mejora continua de la organización.
  • Resiliencia organizacional: La capacidad de la organización para absorber perturbaciones, superar crisis y mantener su funcionamiento esencial.  La resiliencia implica la gestión efectiva de crisis, cambios en el mercado y otros desafíos que puedan surgir.
  • Dinámicas de recursos y eficiencia: La asignación eficiente de recursos y la gestión de la eficiencia operativa. Optimizar el uso de recursos en una organización implica considerar interdependencias y trade-offs en diversas funciones y áreas.

Estos aspectos resaltan la complejidad intrínseca de las organizaciones y la importancia de adoptar un enfoque sistémico para comprender y gestionar las interrelaciones y dinámicas que influyen en el desempeño y la evolución de una entidad organizacional.

   – Se centran en las interacciones económicas, como la producción, distribución y consumo de bienes y servicios. Pueden incluir sistemas económicos locales o globales.
Los sistemas económicos exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interacción de múltiples agentes, instituciones y factores en el ámbito económico. Algunos aspectos relevantes incluyen:

  • Dinámicas económicas emergentes: Aparición de patrones, tendencias y ciclos económicos que emergen de las interacciones entre productores, consumidores, gobiernos y otros actores económicos.  Los fenómenos económicos, como las recesiones o los booms, no pueden explicarse únicamente por las acciones de un solo agente.
  • Interconexión de sectores y mercados: Los diferentes sectores y mercados de la economía están interconectados, y los cambios en un área pueden tener repercusiones en otras.  La interdependencia entre sectores, como la relación entre el mercado de bienes y el mercado financiero, contribuye a la complejidad económica.
  • Retroalimentación económica: Las respuestas a políticas económicas, cambios en la demanda o en la oferta pueden retroalimentarse, influyendo en futuras decisiones y resultados económicos.  Las retroalimentaciones pueden generar ciclos económicos, efectos multiplicadores o ajustes autónomos que contribuyen a la complejidad del sistema.
  • No Linealidad en comportamientos de oferta y demanda: Las respuestas de los productores y consumidores a cambios en los precios o en otras variables no siguen necesariamente una relación lineal.  La no linealidad en las respuestas de oferta y demanda puede dar lugar a cambios rápidos e imprevistos en los equilibrios económicos.
  • Adaptabilidad y cambio estructural: La capacidad del sistema económico para adaptarse y cambiar en respuesta a innovaciones tecnológicas, cambios demográficos o factores externos.  La adaptabilidad económica implica la reasignación de recursos, la creación de nuevas industrias y la transformación de la estructura productiva.
  • Dinámicas de competencia y colaboración: La presencia de competencia entre empresas y colaboración en redes económicas.  Las dinámicas de competencia y colaboración influyen en la eficiencia, la innovación y la distribución de recursos en el sistema económico.
  • Impacto de políticas gubernamentales: Las políticas fiscales, monetarias y regulatorias pueden tener efectos significativos en el comportamiento económico.  Las políticas gubernamentales pueden tener consecuencias inesperadas y afectar la estabilidad, la inversión y el empleo en el sistema económico.
  • Incertidumbre en decisiones de inversión: Las decisiones de inversión por parte de empresas y consumidores a menudo están sujetas a incertidumbre debido a factores económicos, políticos y sociales.  La incertidumbre puede afectar la toma de decisiones, la asignación de recursos y la dinámica de inversión en la economía.
  • Globalización y dependencia externa: La interconexión económica a nivel global, donde los cambios en una economía pueden afectar a otras. La globalización introduce interdependencias y vulnerabilidades, ya que eventos en una región pueden tener ramificaciones en todo el sistema económico mundial.
  • Desigualdad económica y distribución de riqueza: La presencia de disparidades en los ingresos y la distribución de la riqueza entre diferentes sectores de la sociedad.  La desigualdad económica puede influir en la movilidad social, la estabilidad social y la eficiencia del sistema económico.
  • Sostenibilidad y externalidades ambientales:  El impacto de las actividades económicas en el medio ambiente y la importancia de considerar la sostenibilidad a largo plazo.  Las externalidades ambientales, como la contaminación y el agotamiento de recursos, agregan una dimensión de complejidad al equilibrio entre crecimiento económico y sostenibilidad.

Estos aspectos ilustran la complejidad intrínseca de los sistemas económicos y la necesidad de abordarlos desde una perspectiva sistémica que tome en cuenta las interacciones y dinámicas entre los diversos elementos y actores económicos.

   – Involucran la aplicación de conocimientos técnicos y científicos para crear y utilizar tecnologías. Ejemplos incluyen sistemas informáticos, redes de comunicación y sistemas de energía.
Los sistemas tecnológicos exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interconexión dinámica de componentes, usuarios, procesos y entornos en el ámbito de la tecnología. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas emergentes innovación tecnológica: Aparición de nuevos desarrollos, avances y paradigmas tecnológicos que emergen de la interacción entre investigación, desarrollo y aplicación práctica.  Las dinámicas emergentes pueden incluir la adopción de nuevas tecnologías, la competencia en el mercado y la evolución de estándares.
  • Interconexión de componentes tecnológicos: La interdependencia y comunicación entre hardware, software, redes y dispositivos en un sistema tecnológico.  La interconexión contribuye a la funcionalidad y eficiencia del sistema, pero también puede generar desafíos en términos de interoperabilidad y seguridad.
  • Ciclos de vida de productos y obsolescencia: Los procesos de desarrollo, lanzamiento, adopción y eventual obsolescencia de productos y tecnologías.  La gestión de los ciclos de vida implica considerar factores como la rápida evolución tecnológica y la durabilidad de las soluciones.
  • Adaptabilidad a cambios tecnológicos: La capacidad de los sistemas para adaptarse a cambios en el entorno tecnológico, como actualizaciones, nuevas versiones y evolución de estándares.  La adaptabilidad es esencial para mantener la relevancia y la eficacia de los sistemas en un entorno dinámico.
  • Diversidad de plataformas y ecosistemas tecnológicos: La coexistencia de diferentes plataformas, sistemas operativos y ecosistemas que proporcionan servicios y funcionalidades diversas.  La diversidad puede ofrecer opciones a los usuarios, pero también presenta desafíos en términos de compatibilidad y experiencia del usuario.
  • Influencia de la Usabilidad y experiencia del usuario: La influencia de factores humanos en el diseño y la interacción con la tecnología, centrándose en la usabilidad y la experiencia del usuario.  La atención a la experiencia del usuario es esencial para la aceptación y adopción exitosa de tecnologías.
  • Seguridad tecnológica y ciberseguridad: La gestión de riesgos, amenazas y medidas de seguridad para proteger la integridad y confidencialidad de la información en entornos tecnológicos.  La ciberseguridad implica la comprensión de vulnerabilidades, la implementación de medidas de protección y la respuesta a incidentes.
  • Innovación Disruptiva y cambio de paradigma: La introducción de innovaciones que transforman radicalmente industrias y prácticas existentes.  La innovación disruptiva puede generar oportunidades, pero también desafíos en términos de adaptación y resistencia al cambio.
  • Sostenibilidad tecnológica e impacto ambiental: La consideración de prácticas sostenibles y el impacto ambiental de la producción, uso y desecho de tecnologías.  La sostenibilidad implica equilibrar la innovación con la responsabilidad ambiental y social.
  • Interacción entre tecnología y sociedad: La influencia mutua entre el desarrollo tecnológico y los cambios sociales, económicos y culturales.  La tecnología puede ser tanto impulsora como reflejo de cambios en la sociedad, lo que requiere una comprensión de las implicaciones sociales.
  • Ética y responsabilidad tecnológica: La consideración de cuestiones éticas en el diseño, desarrollo y aplicación de tecnologías.  La ética tecnológica implica abordar dilemas como la privacidad, la equidad y el uso ético de la inteligencia artificial.
  • Colaboración en la innovación y desarrollo tecnológico: La colaboración entre diferentes actores, como empresas, instituciones académicas y gobiernos, en la investigación y desarrollo tecnológico.  La colaboración es fundamental para abordar desafíos complejos y aprovechar oportunidades emergentes en el ámbito tecnológico.

Estos aspectos resaltan la complejidad dinámica de los sistemas tecnológicos y la necesidad de un enfoque sistémico para comprender las interrelaciones y dinámicas que influyen en el desarrollo, implementación y evolución de las tecnologías.

   – Relacionados con el control y la retroalimentación. Incluyen sistemas de retroalimentación que ajustan su comportamiento en respuesta a la información del entorno.
Los sistemas cibernéticos, que incluyen sistemas de información, redes de computadoras y tecnologías digitales, exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interconexión y dinámica de los componentes tecnológicos. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas emergentes de la tecnología: Aparición de patrones, tendencias y capacidades tecnológicas que emergen de las interacciones entre sistemas, software, hardware y usuarios.  La rápida evolución tecnológica conduce a la aparición de nuevas funcionalidades, plataformas y formas de interacción.
  • Interconexión de sistemas y dispositivos: Los sistemas cibernéticos están altamente interconectados, con dispositivos y plataformas que se comunican entre sí.  La interdependencia de sistemas y dispositivos puede dar lugar a vulnerabilidades, pero también a la creación de ecosistemas tecnológicos más robustos y eficientes.
  • Retroalimentación tecnológica: Las respuestas a cambios tecnológicos y a la adopción de nuevas tecnologías pueden retroalimentarse, influenciando futuras innovaciones y decisiones.  Las retroalimentaciones pueden conducir a ciclos de innovación, donde el desarrollo y la adopción de tecnologías están interrelacionados.
  • No Linealidad en el desarrollo de software: El desarrollo de software y la creación de algoritmos no siempre siguen una progresión lineal, y pequeños cambios pueden tener impactos significativos.  La no linealidad en el desarrollo de software puede dar lugar a comportamientos no anticipados y a la necesidad de abordar problemas emergentes.
  • Adaptabilidad y evolución tecnológica: La capacidad de los sistemas cibernéticos para adaptarse a cambios en los requisitos, amenazas cibernéticas y demandas del usuario.  La adaptabilidad es fundamental para la sostenibilidad y seguridad de los sistemas cibernéticos, especialmente en un entorno en constante evolución.
  • Ciberseguridad y resiliencia: La necesidad de abordar amenazas cibernéticas y garantizar la seguridad de los sistemas y datos.  La ciberseguridad implica la gestión de riesgos, la identificación de vulnerabilidades y la implementación de medidas para garantizar la resiliencia de los sistemas cibernéticos.
  • Inteligencia artificial y aprendizaje automático: La integración de inteligencia artificial y aprendizaje automático en sistemas cibernéticos, permitiendo la automatización y la toma de decisiones autónoma.  La introducción de capacidades de aprendizaje y adaptación agrega complejidad a medida que los sistemas pueden evolucionar y mejorar a lo largo del tiempo.
  • Big Data y analítica: La recopilación y análisis de grandes volúmenes de datos para obtener información valiosa. La gestión eficiente de grandes conjuntos de datos y la extracción de conocimientos significativos son desafíos que contribuyen a la complejidad.
  • Internet de las cosas (IoT):  La interconexión de dispositivos físicos a través de la red para recopilar y compartir datos. La proliferación de dispositivos IoT crea una red compleja con desafíos en términos de seguridad, interoperabilidad y gestión de datos.
  • Virtualización y nube: El uso de tecnologías de virtualización y almacenamiento en la nube para mejorar la eficiencia y la accesibilidad de los recursos.  La gestión de entornos virtuales y servicios en la nube implica consideraciones de rendimiento, seguridad y escalabilidad.
  • Ética y Privacidad digital: La necesidad de abordar cuestiones éticas y de privacidad relacionadas con la recopilación y el uso de datos digitales.  La ética y la privacidad son aspectos críticos que agregan complejidad a la implementación y el uso de tecnologías cibernéticas.

Estos aspectos resaltan la complejidad inherente de los sistemas cibernéticos, subrayando la importancia de un enfoque sistémico para comprender las interrelaciones y dinámicas en el ámbito de la tecnología y la información digital.

   – Se centran en las interacciones entre los organismos y su entorno. Incluyen sistemas acuáticos, terrestres y aéreos.
Los sistemas ecológicos exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interconexión dinámica de los elementos bióticos (seres vivos) y abióticos (factores no vivos) en un entorno determinado. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas emergentes en ecosistemas: Aparición de patrones, relaciones y procesos que emergen de las interacciones entre organismos y su entorno.  Las dinámicas emergentes incluyen la adaptación de especies, la sucesión ecológica y la regulación de poblaciones.
  • Interconexión y dependencia biótica: Los organismos en un ecosistema están interconectados y dependen unos de otros para la obtención de recursos y la regulación de poblaciones.  La interdependencia biótica se manifiesta en relaciones tróficas, simbiosis y ciclos de nutrientes, contribuyendo a la complejidad del sistema.
  • Ciclos biogeoquímicos: El movimiento cíclico de elementos como el carbono, nitrógeno y fósforo entre componentes bióticos y abióticos de un ecosistema.  La regulación de estos ciclos es esencial para el funcionamiento equilibrado de los ecosistemas.
  • Retroalimentación ecológica: Los efectos de las acciones en un componente del ecosistema retroalimentan para influir en otros componentes.  Las retroalimentaciones pueden tener efectos positivos o negativos, afectando el equilibrio y la estabilidad del ecosistema.
  • Diversidad biológica: La presencia de una amplia variedad de especies, tanto de plantas como de animales, en un ecosistema.  La diversidad biológica contribuye a la resiliencia y estabilidad del ecosistema, ya que diferentes especies desempeñan roles específicos.
  • Adaptabilidad y evolución ecológica: La capacidad de los organismos y comunidades para adaptarse a cambios en el entorno a lo largo del tiempo.  La evolución ecológica implica cambios genéticos y adaptaciones que pueden influir en la dinámica de poblaciones y comunidades.
  • Heterogeneidad del paisaje: La variabilidad en la estructura y composición del paisaje, que afecta la distribución de hábitats y recursos.  La heterogeneidad del paisaje contribuye a la diversidad de hábitats y nichos ecológicos, promoviendo la coexistencia de especies.
  • Sucesión ecológica: El cambio gradual en la composición de especies y la estructura de un ecosistema a lo largo del tiempo.  La sucesión ecológica implica la adaptación de especies a condiciones cambiantes y la influencia de factores como incendios o disturbios.
  • Cambio climático y variabilidad ambiental: Los cambios a largo plazo en los patrones climáticos y la variabilidad ambiental que afectan la distribución y comportamiento de los organismos.  La variabilidad climática puede influir en la distribución de especies, la migración y los patrones de reproducción.
  • Servicios ecosistémicos: Los beneficios tangibles e intangibles que los ecosistemas proporcionan a los seres humanos, como la polinización, la purificación del agua y la regulación del clima.  La provisión de servicios ecosistémicos implica la interacción de múltiples componentes y procesos.
  • Intervenciones humanas e impacto ambiental: Las acciones humanas que pueden tener impactos directos e indirectos en los ecosistemas, como la deforestación, la contaminación y el cambio en el uso del suelo.  Las intervenciones humanas pueden desencadenar efectos secundarios y desequilibrios en los ecosistemas.
  • Resiliencia ecológica: La capacidad de un ecosistema para resistir perturbaciones, recuperarse y mantener su funcionamiento esencial.  La resiliencia está relacionada con la diversidad, la redundancia y la adaptabilidad de los componentes del ecosistema.

Estos aspectos destacan la complejidad dinámica de los sistemas ecológicos y la importancia de considerar las interrelaciones y procesos que caracterizan la vida en la Tierra desde una perspectiva sistémica.

   – Relacionados con las estructuras y procesos de gobierno. Involucran la toma de decisiones políticas, la legislación y la administración pública.
Los sistemas políticos exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interacción de diversos actores, instituciones y procesos en el ámbito político. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas políticas emergentes: Aparición de patrones, tendencias y dinámicas políticas que emergen de las interacciones entre partidos políticos, ciudadanos, gobiernos y otras instituciones.  Las dinámicas políticas incluyen la formación de coaliciones, la competencia electoral y la evolución de ideologías políticas.
  • Interconexión de actores y poderes: Los diversos actores en el sistema político, como gobiernos, legislaturas, partidos políticos y ciudadanos, están interconectados y comparten relaciones de poder.  La interdependencia de actores y poderes contribuye a la complejidad política, ya que las decisiones y acciones de un actor pueden tener repercusiones en otros.
  • Retroalimentación política: Las respuestas a políticas gubernamentales, movimientos sociales y eventos políticos retroalimentan para influir en futuras decisiones y acciones.  Las retroalimentaciones políticas pueden dar lugar a ciclos de cambio político, movimientos sociales y adaptaciones institucionales.
  • Diversidad de ideologías y perspectivas: La presencia de diversas ideologías, perspectivas políticas y valores en la sociedad y entre los actores políticos.  La diversidad ideológica puede llevar a tensiones, debates y negociaciones en la toma de decisiones políticas.
  • Procesos electorales y democracia: Los procesos electorales, la participación ciudadana y los mecanismos democráticos para la toma de decisiones políticas.  La democracia implica la gestión de la representación, la competencia política y la inclusión de diversas voces en la toma de decisiones.
  • Dinámicas de gobernanza y administración pública: La forma en que se ejerce el poder y se administra la acción gubernamental para abordar problemas públicos.  La gobernanza implica equilibrar intereses, gestionar recursos y responder a las demandas de la sociedad.
  • Ciclos políticos y cambio de gobierno: Los ciclos de cambio en la administración y la alternancia entre diferentes partidos políticos en el poder.  Los ciclos políticos pueden influir en la dirección de las políticas públicas y la implementación de reformas.
  • Dinámicas de diplomacia y relaciones internacionales: Las interacciones entre diferentes naciones, organizaciones internacionales y actores globales.  La diplomacia y las relaciones internacionales involucran múltiples variables y la gestión de intereses a nivel global.
  • Influencia de medios de comunicación y opinión pública: La influencia de los medios de comunicación y la formación de la opinión pública en la toma de decisiones políticas. La comunicación política implica la gestión de la información y la interpretación de eventos por parte del público.
  • Corrupción y ética política: La presencia de prácticas corruptas y la importancia de consideraciones éticas en el ejercicio del poder.  La corrupción puede tener efectos negativos en la confianza pública y la estabilidad política.
  • Gestión de crisis y toma de decisiones: La capacidad del sistema político para gestionar crisis, emergencias y situaciones inesperadas.  La toma de decisiones en situaciones de crisis involucra la coordinación de recursos y la evaluación de múltiples variables.
  • Diversidad de sistemas políticos: La existencia de diferentes formas de gobierno, sistemas políticos y estructuras institucionales. La diversidad de sistemas políticos contribuye a la variabilidad en las prácticas políticas y las relaciones de poder.

Estos aspectos resaltan la complejidad inherente de los sistemas políticos, subrayando la necesidad de un enfoque sistémico para comprender las interrelaciones y dinámicas que influyen en el funcionamiento de las instituciones y la toma de decisiones políticas.

    – Involucran las creencias, valores, normas y tradiciones compartidas por una comunidad.  Pueden influir en los comportamientos individuales y colectivos.
Los sistemas culturales exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interacción de elementos simbólicos, valores, normas y expresiones compartidas por una comunidad o sociedad. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas culturales emergentes: Aparición de patrones, tendencias y expresiones culturales que emergen de las interacciones entre individuos, grupos y la evolución de la sociedad.  Las dinámicas culturales incluyen cambios en la moda, el arte, la música, el lenguaje y otras manifestaciones culturales.
  • Interconexión de elementos culturales: Los diversos elementos culturales, como el lenguaje, las creencias, la religión y las prácticas sociales, están interconectados y forman una red compleja.  La interdependencia de elementos culturales contribuye a la riqueza y diversidad de la cultura, pero también puede generar tensiones y cambios.
  • Transmisión cultural y socialización: El proceso de transmisión de conocimientos, valores y normas culturales de generación en generación, así como la socialización de individuos en la cultura.  La transmisión cultural implica la adaptación y reinterpretación de elementos culturales en diferentes contextos y momentos históricos.
  • Cambios generacionales y evolución cultural: Los cambios en las preferencias, perspectivas y valores culturales a medida que una nueva generación asume roles y contribuye a la cultura.  La evolución cultural implica la negociación entre tradición y cambio, así como la adaptación a condiciones sociales cambiantes.
  • Cultura popular y consumo cultural: La creación, distribución y consumo de productos culturales como música, cine, moda y entretenimiento.  La cultura popular refleja la diversidad de gustos y preferencias, pero también puede influir en la construcción de identidades culturales.
  • Culturalización del espacio y el tiempo: La asignación de significado cultural a lugares, eventos históricos y momentos en el tiempo.  La culturalización del espacio y el tiempo contribuye a la construcción de narrativas identitarias y a la interpretación de la historia.
  • Pluralidad cultural y diversidad étnica: La coexistencia de múltiples culturas y la diversidad étnica dentro de una sociedad.  La pluralidad cultural implica la interacción entre diversas identidades culturales, enriqueciendo la experiencia cultural pero también generando tensiones.
  • Identidad cultural y nacionalismo: La formación de la identidad cultural individual y colectiva, así como la expresión de sentimientos nacionalistas.  La identidad cultural puede ser unificadora o generar conflictos, especialmente en contextos de diversidad étnica y cultural.
  • Innovación cultural y cambio creativo: La generación de nuevas ideas, formas de expresión y manifestaciones artísticas que contribuyen a la innovación cultural.  La innovación cultural implica la interacción entre la tradición y la creatividad, influyendo en la evolución de la cultura.
  • Globalización cultural y glocalización: La difusión de elementos culturales a nivel global, así como la adaptación local de influencias culturales globales (glocalización).  La globalización cultural crea un entorno donde las culturas locales interactúan con influencias globales, generando fenómenos híbridos y complejas dinámicas culturales.
  • Relaciones culturales y diálogo Intercultural: La interacción y el diálogo entre diferentes culturas, con el objetivo de comprender y apreciar las diferencias culturales.  El diálogo intercultural implica la gestión de la diversidad y la construcción de puentes entre diferentes formas de vida y perspectivas.
  • Cambio cultural y resistencia: La capacidad de la cultura para cambiar y adaptarse, así como la resistencia a cambios externos que amenacen valores culturales arraigados.  El cambio cultural puede ser gradual o resistido, y su comprensión implica considerar las fuerzas que impulsan y obstaculizan el cambio.

Estos aspectos resaltan la complejidad dinámica de los sistemas culturales y la necesidad de un enfoque sistémico para comprender las interrelaciones y dinámicas que influyen en la formación y evolución de las culturas.

    – Relacionados con los procesos mentales y emocionales de los individuos. Incluyen sistemas cognitivos, emocionales y sociales.
Los sistemas psicológicos, que comprenden la mente humana y sus procesos cognitivos y emocionales, exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interconexión dinámica de factores psicológicos. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas emocionales y cognitivas emergentes: Aparición de patrones, fluctuaciones y cambios en las experiencias emocionales y cognitivas de una persona.  Las dinámicas emergentes incluyen la formación de patrones de pensamiento, la gestión emocional y las respuestas adaptativas a diversas situaciones.
  • Interconexión de factores psicológicos: La interrelación de factores psicológicos como emociones, pensamientos, percepciones y recuerdos.  La interconexión de estos factores contribuye a la riqueza y complejidad de la experiencia psicológica individual.
  • Ciclos de pensamiento y emoción: La influencia mutua entre los procesos cognitivos y emocionales, con patrones recurrentes en el pensamiento y la experiencia emocional.  Los ciclos pueden ser positivos, fortaleciendo patrones saludables, o negativos, contribuyendo a estados emocionales adversos.
  • Desarrollo psicológico a lo largo del tiempo: La evolución de la psicología individual a medida que una persona atraviesa diferentes etapas de la vida.  El desarrollo psicológico implica la integración de experiencias, la formación de la identidad y la adaptación a los cambios evolutivos.
  • Adaptabilidad y resiliencia psicológica: La capacidad de una persona para adaptarse a cambios, superar adversidades y mantener la salud mental.  La resiliencia implica la interacción de factores internos y externos que contribuyen a la adaptación positiva frente a desafíos.
  • Influencia del entorno y contexto: El impacto del entorno, las relaciones sociales y las condiciones externas en la psicología individual.  La influencia del contexto implica considerar factores ambientales, sociales y culturales en la comprensión de la experiencia psicológica.
  • Dinámicas interpersonales y relacionales: Las interacciones y relaciones con otras personas, con sus efectos en la percepción de uno mismo y en la salud mental.  Las dinámicas interpersonales pueden contribuir tanto al bienestar como al malestar psicológico.
  • Procesos de toma de decisiones: Los procesos cognitivos implicados en la toma de decisiones, la evaluación de opciones y la gestión de riesgos.  La toma de decisiones puede estar influenciada por factores emocionales, cognitivos y sociales, agregando complejidad a este proceso.
  • Cognición social y empatía: La capacidad de entender y responder a las emociones y pensamientos de los demás, así como la construcción de relaciones sociales.  La cognición social implica la interpretación de señales sociales y la adaptación a las normas sociales.
  • Influencia de experiencias traumáticas: El impacto psicológico de experiencias traumáticas en la salud mental y la adaptación psicológica.  La superación de experiencias traumáticas puede requerir procesos complejos de recuperación y apoyo.
  • Efectos de factores biológicos: La interacción entre factores biológicos, como la genética y la química cerebral, y la psicología.  Los factores biológicos contribuyen a la variabilidad individual en la psicología y pueden influir en condiciones como la ansiedad o la depresión.
  • Autoconciencia y desarrollo personal: La reflexión sobre la propia mente, emociones y pensamientos, así como el proceso de desarrollo personal.  La autoconciencia implica la comprensión de la identidad, la autenticidad y el propósito en la vida.

Estos aspectos resaltan la complejidad intrínseca de los sistemas psicológicos y la necesidad de considerar las interrelaciones y dinámicas que conforman la experiencia individual y colectiva en el ámbito de la psicología.

    – Relacionados con la transmisión de conocimientos y habilidades. Involucran instituciones educativas, métodos de enseñanza y procesos de aprendizaje.  
Los sistemas educativos exhiben comportamientos y tipos de complejidad que reflejan la interacción dinámica de diversos elementos, actores y procesos involucrados en la educación. Algunos aspectos clave incluyen:

  • Dinámicas emergentes en el aprendizaje: Aparición de patrones, tendencias y procesos que emergen de las interacciones entre estudiantes, maestros, métodos de enseñanza y recursos educativos.  Las dinámicas emergentes pueden incluir estilos de aprendizaje, preferencias educativas y resultados académicos.
  • Interconexión de actores educativos: La interrelación entre estudiantes, maestros, administradores, padres y otros actores involucrados en el proceso educativo.  La interdependencia de estos actores contribuye a la complejidad del sistema educativo y afecta el rendimiento estudiantil y la calidad de la enseñanza.
  • Diversidad de Métodos de enseñanza: La variedad de enfoques, técnicas y estrategias utilizadas por los educadores para impartir conocimientos y habilidades.  La diversidad de métodos aborda las diferentes necesidades de aprendizaje de los estudiantes, pero también presenta desafíos en la uniformidad y evaluación.
  • Adaptabilidad del currículo escolar: La capacidad del currículo para adaptarse a las necesidades cambiantes de la sociedad y a las demandas de habilidades del siglo XXI.  La adaptabilidad implica la revisión continua del contenido y la incorporación de nuevas áreas de conocimiento.
  • Evaluación y retroalimentación: El proceso de evaluación del desempeño estudiantil y la retroalimentación proporcionada a los estudiantes para mejorar su aprendizaje.  La evaluación abarca múltiples dimensiones, incluida la evaluación formativa y sumativa, y la retroalimentación es crucial para el desarrollo académico.
  • Clima y cultura escolar: La calidad de las relaciones interpersonales, la cultura de la escuela y el entorno general del aprendizaje.  El clima y la cultura escolar influyen en el bienestar estudiantil, la motivación y la eficacia de la enseñanza.
  • Inclusividad y diversidad estudiantil: La gestión de la diversidad de estudiantes en términos de habilidades, estilos de aprendizaje, antecedentes culturales y necesidades especiales.  La inclusividad implica la adaptación de prácticas educativas para atender a la diversidad estudiantil.
  • Innovación educativa y tecnología: La integración de tecnología y enfoques innovadores para mejorar la enseñanza y el aprendizaje.  La innovación educativa requiere la gestión de recursos tecnológicos y la adaptación a cambios en la forma en que se accede y se comparte la información.
  • Gestión y políticas educativas: La administración eficaz de recursos, la implementación de políticas educativas y la toma de decisiones a nivel institucional.  La gestión educativa aborda desafíos como la asignación de recursos, la formación docente y la evaluación de políticas.
  • Participación de la comunidad y padres: La colaboración entre la escuela, la comunidad y los padres para apoyar el aprendizaje y el desarrollo de los estudiantes.  La participación de la comunidad influye en el entorno educativo y contribuye a la formación integral de los estudiantes.
  • Desafíos socioeconómicos y desigualdades educativas: La influencia de factores socioeconómicos en el acceso a la educación y las disparidades en los resultados educativos.  Abordar las desigualdades educativas implica considerar factores fuera del ámbito escolar, como el acceso a recursos y el apoyo familiar.
  • Aprendizaje a lo largo de toda la vida: La promoción de oportunidades de aprendizaje continuo más allá de la educación formal, fomentando el desarrollo a lo largo de toda la vida.  La educación a lo largo de toda la vida implica adaptarse a las necesidades cambiantes de los individuos y la sociedad.

Estos aspectos resaltan la complejidad inherente de los sistemas educativos, subrayando la necesidad de un enfoque sistémico para comprender las interrelaciones y dinámicas que influyen en el aprendizaje y desarrollo de los estudiantes.

Los siguientes prompts se pueden utilizar en conversaciones con chatbots de IA, ChatGPT, Bard, Bing, etc. Todos las preguntas (prompts) comienzan con «Desde la perspectiva del pensamiento sistémico…» para que la conversación se enfoque sobre este asunto, evitando así respuestas genéricas que puedan aplicarse a cualquier campo del conocimiento.
Los siguientes ejemplos son sugerencias cuyo texto debe adaptarse a los intereses de quienes las utilicen:

1.- Cuando se desconoce el significado de algunos términos y conceptos puede emplearse, por ejemplo, prompts del tipo: «Desde la perspectiva del pensamiento sistémico, qué son los fenómenos interdisciplinarios.«

2.- En el caso de requerir una explicación más detallada o ampliar el conocimiento sobre cierto aspecto: «Desde la perspectiva del pensamiento sistémico, cómo pueden los economistas y analistas financieros evaluar los riesgos.«

3.- Las claves del pensamiento sistémico que se han expuesto en esta unidad no son únicas. Hay otras que se pueden investigar con prompts del tipo: «Desde la perspectiva del pensamiento sistémico, además de estas claves: Totalidad e interconexión, Causalidad circular, Perspectiva de múltiples niveles, Estructuras y patrones, Resiliencia y adaptabilidad, Evolución temporal, Sensibilidad al contexto, Modelado conceptual, Pensamiento sintético y analítico, Reflexividad y aprendizaje continuo, Enfoque en la causa raíz y Apreciación de la diversidad de perspectivas, qué otras son relevantes para quienes piensan en sistemas. Poner ejemplos »
Al citar explícitamente los términos conocidos se evitan las repeticiones y la respuesta será novedosa.

4.- Como en la sugerencia anterior, los mismo cabe decir sobre los comportamientos mencionados. El prompt será: «Desde la perspectiva del pensamiento sistémico, además de estos comportamientos que se presentan en los sistemas complejos: Interconexión, Emergencia, Retroalimentación, Adaptación y evolución, No linealidad, Caos y orden, Autoorganización, Resiliencia y robustez, Diversidad y redundancia, Aprendizaje y adaptación continua, qué otros comportamientos son de interés en los sistemas complejos. Poner ejemplos de esos nuevos comportamientos» .

5.- En los tipos de sistemas citados en esta unidad, se puede interrogar al chatbot para que muestre sistemas dentro de los tipos indicados. Por ejemplo: «Desde la perspectiva del pensamiento sistémico, qué otros sistemas particulares puede haber dentro del tipo general, Sistemas Políticos. Mostrar los comportamientos y propiedades específicos de cada uno de ellos«.

Anexo: Los orígenes del pensamiento sistémico

Los orígenes históricos del pensamiento sistémico se remontan a la antigüedad. Los filósofos griegos, como Aristóteles, ya habían reconocido que los sistemas están formados por elementos interconectados, y que el comportamiento del sistema es el resultado de la interacción de estos elementos.

En el siglo XVIII, el filósofo alemán Immanuel Kant desarrolló la idea de sistemas complejos. Kant argumentó que los sistemas complejos no pueden ser entendidos simplemente por la suma de sus partes, sino que deben ser entendidos como totalidades.

En el siglo XIX, el biólogo alemán Ernst Haeckel acuñó el término «holismo» para referirse a la idea de que los sistemas complejos deben ser entendidos como totalidades. Haeckel argumentó que los sistemas vivos son ejemplos de sistemas holísticos.

En el siglo XX, el pensamiento sistémico surge de la convergencia de ideas y enfoques de diversas disciplinas y corrientes de pensamiento a lo largo del tiempo. Su desarrollo continuo se ha beneficiado de aportes de múltiples campos, creando un marco conceptual que aborda la complejidad y las interconexiones en sistemas de todas las disciplinas. Las contribuciones más significativas fueron hechas por:

  • Ludwig von Bertalanffy, un biólogo austriaco que acuñó el término «teoría general de sistemas» en 1968.
    • La teoría general de sistemas (TGS) es un enfoque holístico para comprender la naturaleza de los sistemas, La TGS afirma que las propiedades de los sistemas no pueden describirse significativamente en términos de sus elementos separados. La comprensión de los sistemas sólo ocurre cuando se estudian globalmente, involucrando todas las interdependencias de sus partes.
    • Bertalanffy creía que los sistemas biológicos, sociales y tecnológicos compartían muchas características comunes. Estas características incluyen:
      • Interdependencia: Los elementos de un sistema están interrelacionados y dependen unos de otros para su funcionamiento.
      • Equifinalidad: Un sistema puede alcanzar el mismo estado final a partir de diferentes condiciones iniciales.
      • Homeostasis: Los sistemas tienden a mantener un estado de equilibrio dinámico.
      • Morfogénesis: Los sistemas pueden evolucionar y cambiar su estructura y función con el tiempo.
    • La TGS ha tenido un impacto significativo en una amplia gama de disciplinas, incluyendo la biología, la psicología, la sociología, la administración y la ingeniería.
  • Norbert Wiener, un matemático estadounidense que desarrolló la teoría de la cibernética, que estudia la comunicación y el control en los sistemas biológicos y artificiales.
    • Los principales conceptos de la cibernética son:
      • La información: Es la base de la comunicación y el control. Wiener definió la información como «la reducción de la incertidumbre».
      • La retroalimentación: Es el proceso por el cual el sistema recibe información sobre su propio estado y la utiliza para ajustar su comportamiento.
      • La homeostasis: Es el proceso por el cual el sistema mantiene un estado de equilibrio dinámico.
    • Ejemplos de sistemas cibernéticos:
      • Un termostato: Utiliza la retroalimentación para mantener la temperatura de una habitación a un nivel deseado. El termostato recibe información sobre la temperatura de la habitación y, si la temperatura es demasiado baja, envía una señal a una unidad de calefacción para que aumente la temperatura.
      • Un sistema nervioso: Utiliza la retroalimentación para controlar el movimiento del cuerpo. El sistema nervioso recibe información sobre la posición y el movimiento del cuerpo, y utiliza esta información para ajustar los músculos y articulaciones.
      • Un sistema inmunológico: Utiliza la homeostasis para defender el cuerpo de las infecciones. El sistema inmunológico utiliza la información sobre los patógenos para producir anticuerpos que los combatan.
      • Un sistema de control de tráfico aéreo: Utiliza la información sobre la posición y el movimiento de los aviones para mantener un flujo de tráfico seguro.
  • Jay Forrester, un ingeniero estadounidense que desarrolló el método de modelado dinámico, que se utiliza para estudiar el comportamiento de los sistemas complejos.
    • El método de modelado dinámico es una herramienta poderosa que se puede utilizar para estudiar el comportamiento de los sistemas complejos. El método es cuantitativo, flexible e interactivo, lo que lo hace adecuado para una amplia gama de aplicaciones. El método se basa en los siguientes conceptos:
      • Sistemas: Los sistemas son conjuntos de elementos interrelacionados.
      • Variables: Las variables son las características de un sistema que cambian con el tiempo.
      • Relaciones: Las relaciones son las conexiones entre las variables de un sistema.
      • Realimentación: La realimentación es el proceso por el cual el sistema recibe información sobre su propio estado y la utiliza para ajustar su comportamiento.
    • El método de modelado dinámico consta de los siguientes pasos:
      • Definición del sistema: El primer paso es definir el sistema que se va a estudiar. Esto incluye identificar los elementos del sistema y las relaciones entre ellos.
      • Formulación del modelo: El segundo paso es formular un modelo matemático del sistema. El modelo debe capturar las relaciones entre los elementos del sistema.
      • Simulación del modelo: El tercer paso es simular el modelo para estudiar su comportamiento.
      • Análisis de los resultados: El cuarto paso es analizar los resultados de la simulación para comprender el comportamiento del sistema.
  • Un aspecto fundamental es el uso intensivo de la simulación del modelo por computador para establecer la utilidad de los modelos. Se trata de definir un artificio (generalmente un programa de ordenador) en base a ciertas hipótesis sobre el contexto, el ambiente, que representa al sistema que se está modelando.
    • Una hipótesis es una de las posibles descripciones de los fenómenos que se quieren comprender. Para que el proceso de simulación sea aceptable, la hipótesis debe dar cuenta de los datos reales que se han observado o medido al efecto. Se asume por tanto que tales datos representan fielmente algún aspecto de la realidad que se quiere analizar:
  • Peter Senge, un profesor estadounidense de administración que popularizó el pensamiento sistémico en el mundo empresarial.
    • Define el pensamiento sistémico como «una disciplina para ver totalidades». Sostiene que el pensamiento sistémico es una herramienta esencial para los líderes empresariales en un mundo cada vez más complejo.
    • El pensamiento sistémico en el mundo empresarial ayuda a tomar mejores decisiones de forma más efectiva de las siguientes maneras:
      • Permite ver el panorama general y comprender las relaciones entre las diferentes partes de su negocio.
      • Ayuda a identificar las causas raíz de los problemas, en lugar de centrarse en los síntomas.
      • Permite desarrollar soluciones innovadoras que tengan en cuenta las interacciones entre las diferentes partes de su negocio.
    • Algunos consejos para aplicar el pensamiento sistémico en el mundo empresarial:
      • Comienza por comprender los elementos de tu sistema y las relaciones entre ellos.
      • Identifica las causas raíz de los problemas, en lugar de centrarte en los síntomas.
      • Desarrolla soluciones que tengan en cuenta las interacciones entre las diferentes partes de tu sistema.

Una vez presentada esta unidad sobre el pensamiento sistémico hay dos caminos a tomar:

1º.- La descripción de un ecosistema forestal está guiada por una metodología sistémica. Es un procedimiento para describir y analizar sistemas complejos, ya sea en una investigación científica o en una exposición doctrinal. Para ello utiliza un conjunto de métodos, herramientas y aplicaciones que se aplican en pasos preestablecidos de un proceso.

2º.- Conocer las «Herramientas básicas que usan los científicos de la complejidad» que incluyen proyectos de laboratorio con simulación basada en agentes con la plataforma NetLogo.
.
.
.