Para redactar el módulo «Pensamiento sistémico y sistemas complejos» he utilizado como fuente de información y documentación, conversaciones con plataformas de inteligencia artificial: Bard de Google; ChatGPT de Open IA, y Bing Chat de Microsoft.

Mi objetivo estaba claro: rehacer el módulo “Enfoque de Sistemas” que había en la primera versión de este sitio web. Buscaba pasar de una relación de conceptos básicos a mostrar la estructura interna de los sistemas complejos de forma coherente, mostrar ejemplos realistas, y unificar la cantidad de significados que hay alrededor de los conceptos en los sistemas complejos.

Trabajar con IA te obliga a la lectura crítica, a la reflexión y a poner en solfa tus conocimientos; la experiencia ha sido notablemente buena, pero el proceso de creación / redacción no es sencillo, o yo no he sabido hacerlo más fácil.

Mi forma de trabajar ha sido así:

  • 1º.- Al empezar tenía en mente un esquema de posibles contenidos, lista de unidades y temas a tratar. No lo he mantenido con rigidez. Es bueno que el trabajo busque su propio camino,  que se vaya modificando a medida que avanza el proceso.
  • 2º.- Al principio oriento la conversación con el chatbot para que entienda claramente, sin ambigüedades, el asunto que quiero tratar. Para ello hago preguntas del tipo “¿Qué entiendes por….”, “Dame ejemplos de…”, “Estás de acuerdo con la opinión de …”.
  • 3º.- Cuando estoy seguro que el chatbot sabe lo que estoy buscando, planteo las preguntas dando tantas explicaciones y datos de contexto como crea necesario sin preocuparme por la extensión.
  • 4º.- La forma de las indicaciones (prompts) que más uso son:
    • Introducción: pregunta.  Por ejemplo, “Entendiendo que un «problema complejo» es la búsqueda de respuestas ante cuestiones planteadas sobre un sistema complejo: ¿Qué tipos de problemas se pueden plantear en un ecosistema forestal? Presenta solo los 3 que consideres los más significativos sin importar la localización geográfica”
    • Afirmación. Se busca confirmar y ampliar la afirmación hecha. Por ejemplo, “Un sistema en el que se puede conocer su funcionamiento estudiando solo algunos de sus elementos y extrapolando los resultados a la totalidad, se dice que es descomponible. Los sistemas descomponibles no son sistemas complejos”  
    • Pregunta directa. Por ejemplo,  ¿Es el comportamiento el que afecta al funcionamiento o es al revés?
    • Peticiones directas. Por ejemplo, “Sobre los comportamientos complejos, para cada una de las actividades que propones dime: descripción de la actividad; tareas a realizar; métodos a emplear; herramientas especificas con descripción y referencia».
  • 5º.- A menudo uso el mismo prompt en distintas plataformas. Cada una de ellas tiene sus particularidades en la forma de exponer y redactar. Por lo general, ante una misma cuestión es raro que las respuestas sean iguales, suelen ser complementarias, de forma que elijo la mejor o bien tomo de cada una las partes que más me interesan para componer un contenido concreto.
  • 6º.- Para formatear el texto a mi gusto y redactar a mi estilo, antes de llevarlo al sitio web voy copiando la conversación a un editor de texto o a una hoja de cálculo. Esto me sirve además, para volver más tarde a un asunto ya tratado, para ordenar y conservar en local las conversaciones. La hoja de cálculo es especialmente útil para ordenar y separar el texto.